ESPERANDO AL GORRIÓN MORUNO


27/05/2018

Valle del río Magro, Hortunas


El año pasado pude comprobar la reproducción de un mínimo de 24 parejas de Gorrión moruno (Passer hispaniolensis hispaniolensis) en chopos Populus sp., a orillas del río Magro en las proximidades de la aldea de Hortunas, Requena.

Buitre leonado (Gyps fulvus)


Llevo varias visitas esta primavera esperando su regreso pero de momento no he tenido éxito. Esa mañana había llovido por lo que salí tarde. En las proximidades de El Pontón observé un Buitre leonado (Gyps fulvus) una especie cada día más frecuente en la comarca y una  Culebrera europea (Circaetus gallicus).

Escribano soteño (Emberiza cirlus)

En Hortunas encontré un Busardo ratonero (Buteo buteo), Carbonero común (Parus major), Cetia ruiseñor (Cettia cetti), Cistícola buitrón (Cisticola juncidis), Escribano soteño (Emberiza cirlus), Escribano triguero (Emberiza calandra), Golondrina común (Hirundo rustica), Jilguero europeo (Carduelis carduelis), Oropéndola europea (Oriolus oriolus) y Zarcero políglota (Hippolais polyglotta).

Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018.

LA RIQUEZA NATURAL DEL EMBALSE DE EMBARCADEROS


12/5/2018

Carrizales del embalse de Embarcaderos

El embalse de embarcaderos se construyó en el cauce del río Júcar, pocos metros después de la junta de aguas con el río Cabriel. Se construyó a principios del siglo XX sobre unas huertas de los antaño muy apreciados melocotoneros de Cofrentes, en el paraje de Embarcaderos que se llamó así por que lo utilizaban las almadías de pinos que bajaban por el río desde Cuenca. Con la construcción de la presa de Cortes de Pallás y la subida del nivel de las aguas sobraron las compuertas de Embarcaderos, Hidroeléctrica necesitaba un caudal estable para refrigerar el reactor de la central nuclear de Cofrentes. El embalse se fue colmatando y un buen cinturón de carrizos fue creciendo en la zona lo que enseguida fue aprovechado por las aves ligadas al medio acuático.

Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)


Dos parejas de Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) y otras dos de Garza real (Ardea cinerea) eligen este cinturón de carrizos para ubicar sus nidos dando valor a este humedal del interior valenciano. Pero puede que en breves se añadan más especies ya que pude ver un Martinete común (Nycticorax nycticorax). Un pequeño limícola estaba en paso migratorio y pude observar tres ejemplares de Andarríos chico (Actitis hypoleucos). También observé un remolón Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) que o no quería o no tenía fuerzas para regresar a sus zonas de cría en Centroeuropa.

Abejaruco europeo (Merpos apiaster)


Dos parejas de Abubilla común  (Upupa epops) estaban en celo y sus repetitivo canto “pu-put, pu-put” se oía por doquier.  La zona tiene varios taludes arenosos que aprovechan dos parejas de Abejaruco europeo (Merpos apiaster) para excavar sus profundos nidos. Ya han llegado otras aves amantes de carrizos, tarayes y zarzas como son el Carricero común (Acrocephalus scirpaceus ambiguus) y el Zarcero políglota (Hippolais polyglotta) que llenan con cantos la espesuras, otros pequeños mucho más fácil de oír que de ver son el Cetia ruiseñor (Cettia cetti) y el Ruiseñor común (Luscinia megarhynchos).

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

También pude fotografiar una inquieta Lagartija colilarga (Psammodromus algirus), una envejecida mariposa, la Zerynthia rumina y un precioso Gladiolo silvestre (Gladolius illyricus).

Zerynthia rumina


En Requena otras especies que están en pleno periodo reproductor son el Alcaudón común (Lanius senator) las observé antes de bajar el puerto de la Chirrichana, otro recién llegado al altiplano es el Bisbita campestre (Anthus campestris) un macho cantaba desde lo alto de un enebro buscando atraer pareja.

Gladiolo silvestre (Gladolius illyricus)


Bisbita campestre (Anthus campestris)

Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018.

Alcaudón común (Lanius senator)


LA MUELA DEL ALBÉITAR


6/5/2018

Muela del Albéitar, Corte de Pallás


¡Curiosa y sabia toponimia! El domingo 6 de mayo me dirigí a un paraje próximo en el término vecino de Cortes de Pallás, la comarca morisca de Ayora-Cofrentes. No tenía ni idea del significado el vocablo albéitar, solo sospechaba que tenía una evidente raíz árabe, ahora escribiendo estas líneas descubro que esta palabra de una sonoridad especial significa veterinario, si echo a volar la imaginación puedo comprender que llamaron a este paraje así ya que algún morisco sabio recorrería este alejado rincón en busca de plantas medicinales con las que tratar a los animales domésticos, hace más de 400 años.

Cebolleta morisca (Asphodelus ramosus)

Esta muela es una elevación del terreno llana, dicho de otra manera más gráfica, es una meseta aislada por la erosión de ramblas y barrancos que la delimitan con cortados verticales. Esta zona debió ser utilizada para alimentar ganados en épocas frescas ya que la falta de agua impide su utilización en plena canícula, quizás por ello está tapizada de monte bajo dominado por espartales, aliagares y coscojares, En las laderas más umbrosas reina el pino carrasco ya que los suelos son calizos y pedregosos pero en esta primavera lluviosa lucían un tapiz de flores en las que libaban muchas abejas. Entre un mayoría de flor de romero y aliaga destacaban las varas de flores blancas de la Cebolleta morisca (Asphodelus ramosus), en valenciano es conocida como cebeta borda. Esta es una especie perenne perteneciente a la familia de las asfodeláceas, abundan en zonas pedregosas calizas y secas, otro detalle curioso es que es muy frecuente en zonas que soportan un intenso pastoreo porque el ganado evita su consumo, esta especie crece en lo alto de las montañas mediterráneas y también es muy abundante en las zonas altas del Rincón de Ademuz.

Lirio enano de monte (Iris lutescens subbiflora)


Menos abundantes vistiendo la zona de un colorido espectacular habían jaras, lino blanco y algunos ejemplares de Tulipán silvestre (Tulipa sylvestris australis) y de Lirio enano de monte (Iris lutescens subbiflora) este último es un taxón protegido por su rareza. Como siempre debo agradecer la identificación de estas especies a Víctor París, yo bastante tengo con saber algo de animales vertebrados, necesitaría algunas vidas más para aprender algo de invertebrados y para aproximarme al inmenso reino vegetal.

Tulipán silvestre (Tulipa sylvestris australis)

Las aves quedaron un poco en segundo plano debido a la belleza de estas tierras, al coincidir mi visita con el clímax de la vegetación gracias a las recientes lluvias. Aun así observé Abejaruco europeo (Merpos apiaster), Arrendajo (Garrulus glandarius), Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), Carbonero común (Parus major), Carbonero garrapinos (Periparus ater), Chova piquirroja (Pyrrhocorax graculus) y Cogujada montesina (Galerida theklae). 

Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris)

Culebrera europea (Circaetus gallicus), Curruca rabilarga (Sylvia undata), Estornino negro (Sturnus unicolor), Mirlo común (Turdus merula), Mito común (Aegithalos caudatus), Paloma torcaz (Columba palumbus). Pardillo común (Linaria cannabina mediterranea), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), Serín verdecillo (Serinus serinus), Tarabilla común (Saxicola torquatus) y Vencejo común (Apus apus).

Culebrera europea (Circaetus gallicus)


En el extremo sur de la muela me asomé a unas vistas únicas, sin más rastro de nuestra especie que las cicatrices de alguna pista y carretera, con el azul intenso de las aguas del embalse de Cortes Pallás, las ruinas del castillo de Chirel y las reconocibles columnas de vapor de agua que vomitan las torres de refrigeración de la nuclear de Cofrentes. El resto era un inmenso territorio verde, casi virgen, estas tierras se volvieron salvajes con la expulsión de los moriscos y así siguen muchos años después para disfrute de los sentidos del que sabe valorar la naturaleza.

Desde la muela del Albéitar, el valle del Jucar, la muela de Cortes y el embalse de Cortes.


De regreso sorprendí a un esquivo Lagarto ocelado (Timon lepidus), de mamíferos encontré Cabra montés (Capra pyrenaica) y un enorme macho de Jabalí (Sus scrofa) solitario, yo caminaba despacio intentando hacer el menor ruido posible por una de las pistas en lo alto del Albéitar, quería escuchar los sonidos de la naturaleza para adivinar qué especie era la que los emitía, de repente me sobresaltó un ronco gruñido, a pocos metros a mi derecha me miraba desafiante un enorme verraco, quizás tan sorprendido como yo de haberme oído tan tarde, nuestra especie es demasiado ruidosa y los animales saben de nuestra presencia con mucha antelación. No quise desafiarlo ni provocar su huida porque lo tenía a menos de 15 metros, seguí caminando al mismo ritmo y cuando me había alejado unos metros giré la cabeza y comprobé que seguía erguido en el mismo sitio, puede que estuviera perplejo y no me quitaba ojo, continué y poco después bajó la cabeza y siguió comiendo. Me invadió una mezcla de emoción por haber vivido la cercanía del precioso ejemplar sin provocar su huida gracias al hacer caso de su amenaza y alejarme, conseguí convivir con él unos segundos sin llegar a interferir en su actividad, estos breves instantes, quizás, valen toda una eternidad.

Jabalí (Sus scrofa) foto de ejemplar en cautividad


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018.

MAYO, EMPIEZA UNA PRIMAVERA HÚMEDA


1/5/2018

Balsa del Pontón en mayo, sin agua en el peor momento.


La Balsa del Pontón la han dejado secar en el peor momento, esto va a provocar la pérdida de la reproducción de varias especies de aves acuáticas muy raras en la comarca y en el interior Valenciano. El grupo Requena-Utiel de la Societat Valenciana d’Ornitologia se ha movilizado intentando revertir la situación y se ha conseguido que entre un poco de agua, pero será difícil la reproducción este año.

Pareja de Tarro blanco (Tadorna tadorna) macho detrás y hembra delante.


Por la zona volaba algún Abejaruco europeo (Merpos apiaster), mientras en las balsas se veían todavía 21 Ánade azulón (Anas platyrhynchos), 2 Andarríos chico (Actitis hypoleucos), 1 Andarríos grande (Tringa ochropus), 4 Archibebe claro (Tringa nebularia), 3 Archibebe común (Tringa totanus), 1 Chorlitejo chico (Charadrius dubius), 8 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus), 6 Focha común (Fulica atra), 1 Gallineta común (Gallinula chloropus), 1 Lavandera blanca (Motacilla alba), 10 Lavandera boyera (Motacilla flava) en uno de los días de pico del paso migratorio, una pareja de Tarro blanco (Tadorna tadorna) y 21 Zampullín común (Tachybaptus ruficollis).

Verderón común (Carduelis chloris) Macho a la izquierda, hembra a la derecha.


Después me acerqué al valle de Hortunas donde pude ver que todavía no habían llegado este año los Gorrión moruno (Passer hispaniolensis). Como la mañana ya estaba avanzada no pude ver muchas aves, encontré Carbonero común (Parus major), Cetia ruiseñor (Cettia cetti), Cistícola buitrón (Cisticola juncidis), Cogujada común (Galerida cristata), Cuervo grande (Corvus corax), Estornino negro (Sturnus unicolor), Golondrina común (Hirundo rustica), Mirlo común (Turdus merula), Pico picapinos (Dendrocopos major), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), Vencejo común (Apus apus) y Verderón común (Carduelis chloris).

Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018.

ABRIL, UNAS AVES LLEGAN Y OTRAS SE VAN


HORTUNAS

Bosque de ribera del río Magro, Hortunas.

El día 1 recorrí el valle del río Magro entre Hortunas y el caserío de Hortunas de Abajo, se notaba que la primavera venía retrasada, la vegetación apenas empezaba  a brotar, quizás por ello todavía encontré muchas aves invernantes. Este valle es un rincón llano entre montañas cubiertas de pinos al norte está la sierra de las Cabrillas y al sur la Sierra Martés, son 1.280.000 m² de valle que tiene huertas, choperas, viñas y algunas tablas de cereal, de río hay 3.200 metros lineales y tiene una anchura media de 10 metros, por tanto es una superficie de 32.000 m².

Abubilla común (Upupa epops) 

Encontré 2 parejas de Abubilla común (Upupa epops) que cantaban su repetido pu-put, pu-put para marcar territorio, estimo que tiene un territorio medio de 64 ha, hay 3 parejas de Agateador común (Certhia brachydactyla) por lo que tendrán territorio con un tamaño de 1,06 ha de cauce. Una pareja de Busardo ratonero (Buteo buteo) jugaba a perseguirse entre agudos chillidos señal inequívoca que pronto empezarán a criar en alguno de los árboles de esas laderas, por lo que reinarían sobre una superficie de 128 ha. Hay 4 parejas de Carbonero común (Parus major) que ocuparan un territorio medio de 8.000 m², una pareja cada 800 metros de cauce o 0,8 ha. Conté 16 machos cantores de Cetia ruiseñor (Cettia cetti) con un territorio que ocupara una media de 200 metros de cauce fluvial, lo que es lo mismo territorios con un tamaño medio de unos 2.000 m², 0,2 ha. Otra con una detectabilidad muy alta es el Escribano triguero (Emberiza calandra) que en esta época canta desde lo alto de cualquier arbusto, conté 7 machos lo que daría territorios medios de 182.857 m² por pareja o 18,28 ha.

Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)

Otra especie que ha comenzado el periodo reproductor es el Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), vi un total de 12 ejemplares, los machos cantaban e incluso dos machos perseguían sin desfallecimiento a una hembra con la esperanza de ser los elegidos para ser el compañero de crianza.

Punto y aparte lo merecen la familia de los fringílidos, todavía mantenían los típicos bandos mixtos de invierno que les facilitan conseguir alimento y protección, estimo que en todo el valle debe haber un centenar de Jilguero europeo (Carduelis carduelis) a los que acompañaban no menos de 30 Jilguero lugano  (Carduelis spinus) que no tardarán en migrar al norte a sus zonas de reproducción, varios Pardillo común (Linaria cannabina mediterranea) y algunos Serín verdecillo (Serinus serinus), de esta última especie ya había parejas que ya regentaban sus propios territorios. 
  
Jilguero europeo (Carduelis carduelis)

Menos abundantes en esta zona del término de Requena son el Cistícola buitrón (Cisticola juncidis) del que solo escuche un individuo, una pareja de Cogujada común (Galerida cristata), 3 Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros), un macho de Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala), Estornino negro (Sturnus unicolor), una familia de Corneja negra (Corvus corone), una Gallineta común (Gallinula chloropus), Golondrina común (Hirundo rustica), encontré 4 Petirrojo (Erithacus rubecula) y no descarto que algunos se reproduzcan aquí. 3 Piquituerto común (Loxia curvirostra), 3 Tarabilla común (Saxicola torquatus), 2 Verderón común (Carduelis chloris), 3 Mito común (Aegithalos caudatus), 6 Zorzal charlo (Turdus viscivorus), Urraca (Pica pica), una pareja de Pito ibérico (Picus sharpei), 2 parejas de Pico picapinos (Dendrocopos major), otras 2 parejas de Perdiz roja (Alectoris rufa), una pareja de Lavandera blanca (Motacilla alba) y 17 ejemplares de Paloma cimarrón (Columba livia doméstica). En las orillas del Magro observé 2 ejemplares de Andarríos grande (Tringa ochropus), una Garza real (Ardea cinerea).


EL ALTO DE LA PELADILLA, EL DERRAMADOR.

Alto de la Peladilla, El Derramador


El día 2 salió una jornada gris y fría, después  de una parada de censo en el Pontón me acerqué al alto de la Peladilla, esta modesta montaña con sus 750 metros forma parte de una pequeña y desgastada elevación llamada sierra de la Ceja que parte en dos el llano de Requena-Utiel en sentido este-oeste y separa las cuencas hidrográficas del río Magro al norte y del Cabriel al sur. Suelo visitar esta zona en primavera porque gracias a la buena visibilidad permite observar aves desde mucha distancia y en el paso migratorio suele deparar alguna sorpresa pero el día era muy malo, al frío se añadía una brisa que helaba el ambiente y en estas condiciones las aves no suelen moverse mucho.

Zorro (Vulpes vulpes)

Tuve la oportunidad de comprobar que 2 Busardo ratonero (Buteo buteo) siguen ocupando sus territorios habituales en la zona sur de la sierra y un Mosquitero musical (Phylloscopus trochilus) que estaba en pleno paso migratorio, el resto de especies eran las más habituales y comunes. Sin ser nada extraordinario me alegró la mañana un Zorro (Vulpes vulpes) que estuvo un buen rato campeando a cierta distancia, me vio enseguida pero como estuve quieto y a la suficiente distancia pronto se dedicó a sus correrías en busca de algo comestible, puede que tenga una familia que alimentar y eso no le permite darse el lujo de descansar.


BALSA DEL PONTÓN.



El mes de abril es uno de los meses con más especies gracias al paso migratorio, a las llegadas de aves estivales y las invernantes que todavía no se han marchado.
Los patos han arrojado estos máximos y mínimos, el Ánade azulón (Anas platyrhynchos) un máximo de 29 ex., el día 8 y un mínimo de 8 el día 2. Una pareja de Cuchara europeo (Anas clypeata), otra de Pato colorado (Netta rufina) y la de Tarro blanco (Tadorna tadorna) estuvieron del día 2 al 8 de abri, un máximo de 8 Focha común (Fulica atra) el día 8, un macho de Porrón europeo (Aythya ferina) el día 8 y otro de Cerceta común (Anas crecca) el día 2, un máximo de 21 Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) el día 22.

Pato colorado (Netta rufina)


Los limícolas han arrojado estas cifras; 5 ex., de Andarríos bastardo (Tringa glareola) el día 22, 2 ex., de Andarríos chico (Actitis hypoleucos) el día 22, del Andarríos grande (Tringa ochropus) hubo un máximo de 5 ex., el día 22, del Archibebe común (Tringa totanus) hubo un ex., el 22,  del Chorlitejo chico (Charadrius dubius) 7 ex., el día 2, un solo Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus) el día 22, un máximo de 22 Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) el día 22.


Vencejo común (Apus apus)

De los hirundínidos tuvimos un máximo de 50, Vencejo común (Apus apus) el 22 y 2 Vencejo pálido (Apus pallidus) el día 8, una estima de 50 ex., de Golondrina común (Hirundo rustica) el día 8, Avión común (Delichon urbicum) el 22 y Avión zapador (Riparia riparia) el día 8 y un ejemplar adulto de Galápago leproso (Mauremys leprosa) se soleaba en una orilla de la balsa grande el día 22.


Vencejo común (Apus apus)



FUEN VICH, UN VALLE TRANQUILO ¡A RATOS!


Charco de Parejas, Fuen Vich


El día 8 realicé un recorrido por el vallejo de la rambla de Fuen Vich desde la N-330 hasta la pedanía del mismo nombre, como esta primavera ha llovido en abundancia había bastante agua a lo largo del cauce, el único inconveniente que encontré es que me crucé con un nutrido grupo de Motocrós que destrozó la pista embarrando todo y deshaciéndola al ahondarla con sus rodadas, con un ruido ensordecedor que hizo desaparecer todas las aves durante una larga media hora y llenó mis zapatillas con un par de kilos de barro.

Herrerillo común (Cyanistes caeruleus)


Me sorprendió encontrar algunas aves en esta zona como una pareja de Ánade azulón (Anas platyrhynchos) en un buen charco, un poco frecuente Bisbita arbóreo (Anthus trivialis) ya que solo nos lo podemos encontrar en los rápidos pasos migratorios, todavía un pequeño bando de 4 Jilguero lugano (Carduelis spinus), una pareja de Pito ibérico (Picus sharpei) y una pareja de Herrerillo común (Cyanistes caeruleus).


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018

SIGUE LA VIDA NATURAL EN UN FRÍO MES DE MARZO


LAS AVES ACUÁTICAS

Balsa del Pontón empezó el mes con unos niveles de agua mínimos ya que se realizó un riego que prácticamente las vació pero conforme avanzó el mes de marzo el volumen embalsado ha subido bastante, las aves acuáticas se han comportado de esta manera:

Ánade azulón (Anas platyrhynchos)


Nuestra anátida más abundante es el Ánade azulón (Anas platyrhynchos) pero este mes de marzo el número de individuos han ido bajando conforme avanzaban los días y subía el nivel de agua, la causa de la reducción de ejemplares en El Pontón es que ha empezado la época de reproducción y las parejas se han ido a buscar un rincón tranquilo donde incubar los huevos, escogen muchos lugares apropiados a lo largo del valle del río Magro, solo requieren zonas con aguas permanentes aunque sean someras, no necesitan que sean demasiado grandes pero si que estén rodeadas de  vegetación que les permita esconder su nido y ocultar los polluelos en caso de peligro. Empezamos el mes de marzo con 27 ejemplares el día 11, bajaron 24 el día 18, solo hubo 12 el día 19 y 15 el día 25.

Andarríos grande (Tringa ochropus)


Un descenso similar ha ocurrido con el Andarríos grande (Tringa ochropus), empezamos el mes con 7 ejemplares el día 4 y bajaron a 2 el día 19, en este caso deberíamos justificar el descenso en que al acercarse el final de la invernada algunos marchan al norte a sus zonas reproducción. Esta especie además de en las balsas del Pontón podemos encontrarlo también en algunos tramos del río Magro.

Focha común (Fulica atra)


La Focha común (Fulica atra) tuvo un máximo de 25 ejemplares el 27 de enero pero al bajar el nivel del agua en las balsas del Pontón en marzo se han reducido a un mínimo de entre 3 o 4 ejemplares, es muy posible que los ejemplares que han quedado sean las dos parejas que se reprodujeron este verano pasado y que tuvieron 2 y 4 polluelos.

Gallineta común (Gallinula chloropus)

La Gallineta común (Gallinula chloropus) ha tenido entre 2 y 3 ejemplares este mes de marzo y el día 25 conté 5 ejemplares.

El pequeño Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) sigue con buenos números que también han menguado por la falta de agua en las balsas de riego, este mes hemos tenido un máximo de 20 ejemplares el día 11 y un mínimo de 11 el día 4.

Tarro blanco (Tadorna tadorna)


Una anátida de tamaño imponente, el Tarro blanco (Tadorna tadorna) se reprodujo aquí en el año 2015 donde lograron volar 4 pollos, los años siguientes regresaron los adultos e incluso hubo 2 parejas en 2017 pero no volvieron a reproducirse, este año ha vuelto una pareja de adultos que está aquí desde el día 27 de enero, a ver si vuelven criar este año y consiguen sacar adelante a sus polluelos.

La Garza real (Ardea cinerea) es una especie divagante que frecuenta las balsas de El Pontón todo el año excepto los meses del periodo reproductor, este mes de marzo tuvimos un ejemplar los días 11 y 19. Llevan varios años reproduciéndose en el embalse de Embarcaderos un par de parejas, el día 25 había tres ejemplares.

Cormorán grande (Phalacrocorax carbo)


El Cormorán grande (Phalacrocorax carbo) es una especie invernante que prefiere grandes masas de agua dulce por lo que la podemos encontrar en los embalses de la comarca, solo ocasionalmente se observa en las balsas del Pontón, este mes observé 14 ejemplares el día 25 en el embalse de Embarcaderos que parecen esperar una mejora del tiempo para migrar al norte.


AVES EN PASO MIGRATORIO

Archibebe común (Tringa totanus) 


Un Archibebe común (Tringa totanus) llegó el día 4, comparado con otros años también se ha retrasado el paso ya que la primera cita la obtuve un 6/2/2005.

Dos Agachadiza común (Gallinago gallinago) estuvieron descansando durante su viaje migratorio el 11/03.

Correlimos común (Calidris alpina)

Un solo Correlimos común (Calidris alpina) paró el día 11 de marzo, respecto a otros años esta es la llegada más tempranera que tengo en mis notas de campo. Otro único ejemplar de Correlimos menudo (Calidris minuta) recabó el día 25 en El Pontón.

El día 11 pararon en El Pontón un bando de 8 Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) y se quedó un ejemplar los días 18 y 19.

Cerceta carretona (Anas querquedula)


Una pareja de Cerceta carretona (Anas querquedula) descansaba de su viaje migratorio en el embalse de Embarcaderos, Cofrentes el día 25.

Milano negro (Milvus migrans)


Este mes observé dos Milano negro (Milvus migrans) en paso, el día 16 en el Carrascalejo y el día 25 en Chavique, ambos parajes están próximos a Los Pedrones.



FENOLOGÍA DE LAS AVES ESTIVALES

Chorlitejo chico (Charadrius dubius)

Los pequeños Chorlitejo chico (Charadrius dubius) dejan la comarca durante la invernada y regresan para reproducirse en primavera, además también utilizan El Pontón como etapa de descanso en sus viajes migratorios. Este mes de marzo llegaron los primeros el día 4, comparado con otros años se nota que han tardado algo más en volver, la primera llegada que tengo anotada en mis cuadernos de campo fue un 13/02/2005, en 2016, observé los primeros un 21/02. Puede que la crudeza de los últimos días en particular haya hecho demorar su vuelta, en el observatorio de Utiel llevamos en marzo una temperatura media diaria de 7.76°C y una media de precipitaciones diarias de 1,96 mm.

La primera Golondrina común (Hirundo rustica) la observé el día 11, de los 115 registros que tengo de esta especie en el más tempranero fue un 13 de febrero de 2005 casi un mes antes que este frío y húmedo marzo. La llegada de esta especie se generalizó el día 18 donde conté 29 golondrinas alimentándose en las balsas de riego.

Alondra común (Alauda arvensis)


El día 19 encontré el primer grupo de Terrera común (Calandrella brachydactyla) calculo que serían una veintena de ejemplares en la Casa de la Viña, Camporrobles y vi una Alondra común (Alauda arvensis) en el paraje de las Veletas, Camporrobles, también se veían parejas de Alondra totovía (Lullula arborea) en las Cañadillas, La Portera el día 11.

Cogujada  montesina (Galerida theklae)


Los coloridos fringílidos este mes continúan alimentándose en bandos mixtos, es todavía una estrategia de supervivencia invernal que les garantiza la protección del grupo. En estos grupos la especie más abundantes suele ser el Jilguero europeo (Carduelis carduelis) al que acompañan Pardillo común (Linaria cannabina mediterranea), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), Serín verdecillo (Serinus serinus).



COMIENZO DEL PERIODO DE CELO

La Perdiz roja (Alectoris rufaes una especie perseguida y casi exterminada que intenta recuperarse de una larga temporada de caza, comenzaban con sus cantos de celo en el centro de la comarca el día 4.

Escribano triguero (Emberiza calandra)


El mismo día 4 también anunciaba sus amores desde lo alto de cualquier arbusto el abundante y estridente Escribano triguero (Emberiza calandra).

Ese mismo día 4 en un recorrido de censo de 2.150 metros por el cauce del río Magro, en Utiel, oí el canto de celo de 16 machos de Cetia ruiseñor (Cettia cetti), este pequeño y esquivo pajarillo vive oculto en la vegetación de ribera, pocas veces se deja ver pero ahora se delata gracias a su singular reclamo, detecté 16 machos por lo que estimo que en la vega del Magro entre Caudete de las Fuentes y Requena deben haber unas 172 parejas reproductoras.  

Corneja negra (Corvus corone)


El día 11 en las proximidades de la aldea de La Portera graznaba reiteradamente un macho de Corneja negra (Corvus corone), anunciando su pasión en el paraje de las Cañadillas.

El día 16 se oían con claridad los cantos de celo del Zorzal charlo (Turdus viscivorus) y los de Abubilla común (Upupa epops) en el Carrascalejo, cerca de la aldea de Los Pedrones.

El día de San José, el 19 de marzo oí los cantos de celo de varios Carbonero común (Parus major) en las Cañadas de la Ceja, Fuenterrobles.

Macho de Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) 


En el embalse de Embarcaderos el día 25 había dos parejas de Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) que realizaban vuelos de marcaje y los juegos aéreos típicos del periodo de celo, ya llevan varios años reproduciéndose y esta es la primera localidad del interior valenciano donde lo hacen.

El mismo día y en también en Embarcaderos observé 4 ejemplares de Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) en el embalse de Embarcaderos que realizaban su espectacular baile de celo que se denomina “espejo”, consiste en que las dos aves enfrentadas repiten los mismos giros de cuello y cabeza, el año pasado por primera vez se reprodujo una pareja en Cofrentes. ¡A ver si aumentan a dos este 2018!

Busardo ratonero (Buteo buteo)


El Busardo ratonero (Buteo buteo) pronto entrará en celo, ahora patrullan marcando sus territorios, este mes de marzo he observado ejemplares sedimentados en la Vega de Utiel, en Casa Pastor cerca de La Portera, en La Longuera, en Caudete de las Fuentes, en el Aeródromo del Sabinar, Fuenterrobles y en el Carrascalejo, Los Pedrones.

Las grandes rapaces están ahora en pleno periodo de reproducción, la mayoría incuban, la evolución de sus poblaciones es desigual, la peor parada es el Águila-azor perdicera (Aquila fasciata) que año tras año pierde ejemplares reproductores por electrocución en torres eléctricas, ahogadas en balsas de agua o tiroteadas por escopeteros, el hueco lo repone algún jovenzuelo por lo que la reproducción fracasa, cada año el balance es peor y de no hacer algo ya perderemos las pocas parejas que quedan. Mejor evolución lleva el Águila real (Aquila chrysaetos homeyeri) que mantiene e incluso aumenta el número de parejas. Sospecho que estamos cerca de poder comprobar la reproducción del Buitre leonado (Gyps fulvus) en la comarca de la que debió desaparecer como reproductor en los años 60-70 del siglo XX por culpa de los venenos y por la caza furtiva.


AVES INVERNANTES

Mosquitero común (Phylloscopus collybita)

El Mosquitero común (Phylloscopus collybita) es una pequeña ave insectívora que se reproduce en el norte de Europa, como en época invernal no tiene alimento tienen que venir al sur y se distribuyen por toda la comarca, buscan la proximidad del agua donde a pesar del frío encuentran alimento. El día 4 de marzo realicé un transecto, esto es un recorrido de censo lineal donde se contabilizan los individuos de una zona limitada, recorrí 2.150 metros del cauce del río Magro en Utiel y conté un total 15 mosquiteros. Extrapolando estos datos a los 22.781 metros de cauce del Magro con similar estructura a la de la vega al este de Uitel, en la denominada como vega del río Magro tendremos invernando en el mes de marzo unos 158 mosquiteros, a los que habría que sumar los mosquiteros del río Cabriel.

Escribano palustre (Emberiza schoeniclus)


Otro paseriforme invernante habitual que ocupa lugares similares al Mosquitero común es el Escribano palustre (Emberiza schoeniclus), en el mismo transecto encontré 3 ejemplares por lo que estimo que en la vega del río Magro, en el centro de la comarca de Requena-Utiel debe haber unos 32 ejemplares.

El día 4 todavía pude ver 2 Zorzal común (Turdus philomelos) en Utiel y un Bisbita alpino (Anthus spinoletta) mudando a plumaje nupcial en la vega del Magro.

Este mes observé dos ejemplares de Pinzón real (Fringilla montifringilla), uno el día 4 en el Vadillo, en la vega del Magro en Utiel y un macho con plumaje nupcial el día 19 en Casa de la Viña, Camporrobles.  


MAMÍFEROS

Cabra montés (Capra pyrenaica)

De los mamíferos he constatado una densidad muy desigual de Conejo (Oryctolagus cuniculus), es más abundante en la vega del río Magro y muy escaso en resto de campiñas comarcales. Otra especie escasa es la Liebre ibérica (Lepus granatensis), la pocas que han sobrevivido a la temporada de caza siguen temerosas y apenas se dejan ver, solo tropecé con una en Casa Nueva, Camporrobles el día 25. En embarcaderos pude observar dos grupos de hembras con cabritos de Cabra montés (Capra pyrenaica), gracias a que no sufren la presión de la caza han perdido el miedo y se dejan observar desde bastante cerca si evitas salir del coche.

Jabalí (Sus scrofa)

El día 16 sorprendí a media mañana un grupo de 3 Jabalí (Sus scrofa), eran unos jovenzuelos recién independizados, los adultos estarán ya con los cuidados de la nueva camada. A parte de su tamaño les delataba la inexperiencia ya que no detectaron mi presencia hasta transcurridos unos largos segundos, pude hasta sacar alguna foto mediocre por la poca luz de una mañana especialmente gris, como casi todo este mes de marzo: gris, húmedo y ventoso. 


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2018.