DESERTIFICACIÓN PROVOCADA POR FINCAS CINEGÉTICAS EN EL CABRIEL


Venta del Moro, 12 de noviembre 2017.

A la izquierda la finca de caza vallada a la derecha los terrenos libres.

En el Parque Natural del Cabriel, València, han proliferado las fincas cinegéticas de caza mayor que cierran su perímetro con vallados para introducir cérvidos y explotarlos realizando cacerías. Estas prácticas promueven un aumento desmesurado de la densidad de herbívoros que provoca una grave degradación o incluso desaparición de la vegetación, el problema es que esto ocurre en tierras calizas o yesíferas muy frágiles y pobres, son terrenos muy secos donde las escasas lluvias provocan una rápida erosión en un paisaje muy abrupto que facilita la pérdida del suelo por arrastre y que condenan a estas tierras a la desertificación. 

Unos metros al oeste, ladera sur dentro de finca cinegética

Es urgente una actuación de las administraciones para que sancionen a estas empresas y obliguen a revertir este proceso degenerativo. Hay que reducir la cantidad de animales que pastan, cerrarles el acceso a las zonas con desnivel para permitir que se recupere una vegetación que genera y sujeta el suelo fértil.



Unos metros al este, ladera sur con tierras libres de fincas cinegéticas y con vegetación óptima.

De no actuar este pulmón verde con gran valor ecológico por ser hogar de especies protegidas y plantas endémicas que justificaron la declaración de parque natural acabara siendo un desierto. Como prueba estas fotos, son de una de las finca del término de Venta del Moro y de las tierras contiguas sin vallados tomadas el pasado domingo, son todas de la solana, la parte valenciana del río Cabriel. Es necesario que las gentes de estas tierras tomen conciencia y levanten la voz, que exijan a ayuntamientos, diputación y Generalitat medidas correctoras o en su defecto la clausura de las fincas que son las responsables de esta degradación.


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2017.

SIGUE EL FALAROPO PICOFINO EN EL PONTÓN

8/10/2017

Falaropo picofino (Phalaropus lobatus)

Una semana después y todavía continúa el falaropo picofino (Phalaropus lobatus) que encontré el pasado 1 de octubre. Los patos aumentan números respecto de la semana pasada aumentan los ánade azulón (Anas platyrhynchos) en 10 y suben a 41 ejemplares, el cuchara europeo (Anas clypeata) pasa a 12 ejemplares y el porrón europeo (Aythya ferina) aumenta en uno y pasan a 7 ejemplares, curiosamente todos machos. Las fochas (Fulica atra) pasan de 23 a 35 ejemplares.

Cuchara europeo (Anas clypeata) 

Las escondidizas gallineta común (Gallinula chloropus) también aparentan subir, en este caso a 8 ejemplares, la única especie que aparenta haber bajado números es el zampullín común (Tachybaptus ruficollis) que ha pasado de 42 a 22 ejemplares.

Amanecer en la balsa del Pontón


Sigue un solo andarríos chico (Actitis hypoleucos) y aumentan a 4 los andarríos grande (Tringa ochropus) y el paso migratorio de avión común (Delichon urbicum) y de golondrina común (Hirundo rustica). Esta mañana pude observar las tres especies de lavandera que son habituales en la Península Ibérica, la lavandera blanca (Motacilla alba), lavandera cascadeña (Motacilla cinerea) y lavandera boyera (Motacilla flava iberiae) los dos ejemplares era de la raza ibérica.

Falaropo picofino (Phalaropus lobatus)


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2017.

CONTINÚA EL PASO MIGRATORIO EN CAMPORROBLES.


Buitre leonado (Gyps fulvus)
 
Seguimos con el censo del paso postnupcial de rapaces en el cerro Cardete, ya llevamos 7 jornadas desde que empezamos el 15/08, después le siguieron 24/08, 2/09, 7/09, 10/09, 16/09 y 28/09, Luis Albero y yo hemos observado un total de 1.462 ejemplares de 33 especies distintas. La especie más abundante ha sido de momento el abejero europeo (Pernis apivorus) con un total de 496 ejemplares observados los días 24/08, 2/09 y 28/09.

Las grandes águilas son sedentarias en esta zona y no hemos detectado este año la presencia de ejemplares dispersivos, solo hemos observado adultos de los cuales 4 son águila real (Aquila chrysaetos) que además aparentaba ser el mismo ejemplar visto en 4 jornadas distintas que o buscaba alimento o se dedicaba a marcar el territorio con su típico vuelo ondulado que intercala con vertiginosos picados y un águila-azor perdicera (Aquila fasciata) sobrevolando la sierra de Mira.

Culebrera europea (Circaetus gallicus)

Respecto a las pequeñas águilas del aguililla calzada  (Hieraaetus pennatus) crían en la zona 6 parejas distribuidas de la siguiente manera; una pareja en la sierra de la Bicuerca y otra en el Negrete (Utiel), una el Alto Cabezuela y otra en cerro Carpio (Sinarcas), una en la sierra de Mira (Cuenca) y por último una en el Molón (Camporrobles). Todas las observaciones de estas parejas y además 5 ejemplares que aparentaban estar en paso activo, en total suman 22 los ejemplares vistos. La culebrera europea (Circaetus gallicus) empieza a pasar a primeros de septiembre pero es a final de mes cuando más ejemplares detectamos, llevamos vistos un total de 26, con máximos de 9 diarios los días 28/9 y el 3/10.

Milano real (Milvus milvus)

Señalar la interacción de defensa territorial entre la pareja de aguililla calzada de la Bicuerca y una pareja de azor común (Accipiter gentilis), otro azor de la sierra de Mira persiguió y expulsó a un milano real cuyo único delito era atravesar su territorio durante el paso. El milano real (Milvus milvus) es un migrador muy escaso en la zona del Mediterráneo y este año solo hemos observado un ejemplar, respecto al milano negro (Milvus migrans) vimos 8 ejemplares acompañando a un bando de abejeros.

De los falcónidos solo hemos detectado un alcotán europeo (Falco subbuteo) y un halcón peregrino (Falco peregrinus), hemos visto 2 busardo ratonero (Buteo buteo) y 1 cernícalo vulgar (Falco tinnunculus) que son sedentarios y residentes en los alrededores del Cardete. Del gavilán común (Accipiter nisus) hemos visto un total de 13 ejemplares.

Chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis)

El buitre leonado (Gyps fulvus) es una de las especies más frecuentes en esta zona, la mayoría de los ejemplares observados son aves jóvenes que patrullan la zona en busca de alimento, hemos observado un total de 226 ejemplares con un máximo de 50 y un mínimo de 17, con una media de 32.2 ejemplares por jornada. Otra carroñera observada ha sido un ejemplar juvenil de alimoche (Neophron percnopterus) que acompañaba a un grupo de buitres.

Cuervo grande (Corvus corax)

Del resto de especies destacar la presencia de grupos de 20-24 ejemplares de Cuervo grande (Corvus corax) realizando un curioso baile por parejas en la mayoría de veces, vuelan en paralelo y cuando aparenta que son ejemplares solteros el baile es de entre 3 y 4 ejemplares que pugnan por sincronizar el vuelo con su futura pareja los días 28/9 y 3/10. Otros momentos interesantes los vivimos cuando vimos 3 cigüeña negra (Ciconia nigra) el 2/9, un chotacabras cuellirrojo (Caprimulgus ruficollis) que estaba en paso y descansando en la ladera del Cardete la mañana del 19/9 y un grupo de 30 chova piquirroja (Pyrrhocorax graculus) el 24/8.


Texto y fotos de Rafa Muñoz 2017.

UN CORRELIMOS PECTORAL EN EL PONTÓN Y MÁS

1/10/2017

Boceto del Correlimos pectoral (Calidris melanotos) de Requena.

El domingo pensaba ir a censar el paso migratorio al cerro Cardete (Camporrobles) pero el cielo estaba totalmente cubierto por lo que me acerqué a la balsa del Pontón. Enseguida empecé a apuntar aves; 1 Andarríos chico (Actitis hypoleucos), 5 Andarríos grande (Tringa ochropus), 1 Archibebe claro (Tringa nebularia), 3 Chorlitejo chico (Charadrius dubius), 2 Correlimos menudo (Calidris minuta) y me sorprendió un “andarríos” algo más estilizado, su dorso y su pico no cuadraban, parecía un combatiente pero era demasiado pequeño y la pose y estructura tampoco cuadraban. Empecé a apuntar detalles y levantó el vuelo. Su diseño de alas y cola volvían a apuntar a un combatiente pequeño, pero al consultar la guía enseguida deduje que era una nueva especie para la comarca, se trataba de un juvenil de Correlimos pectoral (Calidris melanotos).

Correlimos pectoral (Calidris melanotos)

El Correlimos pectoral (Calidris melanotos) es un ave limícola que cría en Siberia y en la tundra canadiense  y en otoño emprenden viaje migratorio dirección sur, la mayoría se dirigen a Sudamérica en concreto a Chile y Argentina, los asiáticos se dirigen a Oceanía pero un pequeño contingente en teoría proveniente del oriente canadiense atraviesa Europa y la Península Ibérica para dirigirse al sur de África. En el País Valencià está considerada como una especie divagante y se presenta en ambos pasos migratorios entre abril y junio y de agosto a octubre. Con esta observación sube la biodiversidad comarcal a un total de 249 especies de aves.


Falaropo picofino (Phalaropus lobatus)


Pero las sorpresas no acabaron aquí, después de dibujar un boceto del melanotos que estaba demasiado lejos para una foto decente cuando realizaba un nuevo conteo de las anátidas que nadaban encontré un inconfundible Falaropo picofino (Phalaropus lobatus) que si no me equivoco debe ser la segunda vez que lo observamos en la comarca.

Macho de Porrón europeo (Aythya ferina)

El resto de especies observadas esa jornada fueron; Avión común (Delichon urbicum), Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), Golondrina común (Hirundo rustica), Cogujada común (Galerida cristata), Escribano triguero (Emberiza calandra), Estornino negro (Sturnus unicolor), Jilguero europeo (Carduelis carduelis), Lavandera blanca (Motacilla alba), Paloma bravía (Columba livia), Pardillo común (Linaria cannabina mediterranea), Tarabilla común (Saxicola torquatus) y Urraca (Pica pica).
De las anátidas buena cantidad y diversidad con el siguiente detalle; 16 Ánade azulón (Anas platyrhynchos), 6 cuchara europeo (Anas clypeata), 23 focha común (Fulica atra), 5 Gallineta común (Gallinula chloropus), 6 machos de porrón europeo (Aythya ferina) y 42 Zampullín común (Tachybaptus ruficollis) entre ellos 5 pollos de dos nidadas distintas.



Texto, fotos y dibujo de Rafa Muñoz 2017.







TRAS LAS LLUVIAS VIDA EN LAS CHARCAS

Gallipato (Pleurodeles waltl)


El 7/9/2017 tras unos días de lluvias que habían rellenado una charca en Camporrobles encontramos bajo las piedras un buen número de juveniles de Gallipato (Pleurodeles waltl). Estos anfibios son los más grandes de Europa ya que los adultos llegan a alcanzar los 30 centímetros de longitud. 

Juveniles de Gallipato (Pleurodeles waltl) en fase terrestre.

Es una especie carnívora que consume insectos y anfibios más pequeños, pasan la mayor parte de su vida en el agua, realizan las cópulas dentro del agua pero solo ponen huevos tras una breve hibernación en la que el agua esté a 10°C, tras la eclosión las larvas tienen sus branquias en el exterior, los juveniles aprovechan las épocas de lluvias para salir de charca natal y buscar nuevos territorios donde establecerse. Se distribuyen por el centro y sur de la península Ibérica y el norte de Marruecos.

Scolopendra cingulata

El día 9/09 cerca de otra charca de Requena donde antaño también habían gallipatos bajo las piedras encontré una enorme Scolopendra cingulata, este gran insecto de unos 6 cm de longitud es nocturno y tiene una picadura que es muy dolorosa por lo que si levantáis alguna piedra llevar cuidado, si la encontráis dejarla tranquila. En esa misma balsa patrullaban dos especies de libélulas, una gran Anax parthenope y varios ejemplares mucho más pequeños de  Ischnura elegans. También encontré un escarabajo tenébrido del género Scaurus.

Ischnura elegans

Texto y fotos de Rafa Muñoz. 2017.


Escarabajo tenébrido del género Scaurus


CÓPULA DE UNA PAREJA DE MANTIS RELIGIOSA

Mantis religiosa (Mantis religiosa) copulando.

El 7/9/2017 bajando de la cima del cerro Cardete en Camporrobles, a una altura aproximada de 900 msnm, Luis Albero encontró una pareja de Mantis religiosa (Mantis religiosa) copulando, enseguida nos dimos cuenta que el macho no tenía cabeza, sin duda la hembra la había devorado. Más tarde al consultar bibliografía descubrimos que no era algo muy habitual en libertad y sí que era más frecuente en los ejemplares mantenidos en cautividad.

Mantis religiosa (Mantis religiosa) copulando.

Estos insectos están ampliamente distribuidos en Europa, viven un año en el que mudan 6 veces. El color de las mantis depende del color más abundante en el ambiente donde realizan la muda, oscila entre el verde vivo y el marrón oscuro. Son predadores solitarios que se sirven de la vista para acechar inmóviles principalmente a insectos pero pueden llegar a consumir pequeños reptiles y anfibios, incluso algunas especies americanas son capaces de capturar y consumir pequeñas aves. 

Mantis religiosa (Mantis religiosa) copulando.

En otoño cuando las hembras entran en celo segregan feromonas con las que atraen a los machos, si hay varios estos pelearan entre ellos y solo uno copulará con la hembra. Las hembras son más grandes y se vuelven muy agresivas, pueden llegar a matar al macho comiendo su cabeza pero dejan activo el sistema nervioso lo que permite mantener y potenciar la cópula que durará hasta una hora. Tras depositar el espermatóforo en la hembra esta realiza puestas de entre 200-300 huevos protegidas por una ooteca que adosan a ramas y hojas, después la hembra también morirá y habrá que esperar hasta la primavera para que eclosione la siguiente generación. Quiero finalizar esta nota recordando que esta especie es muy beneficiosa ya que consume un gran número de insectos, además son inofensivos para los humanos.


Texto y fotos de Rafa Muñoz.

CENSO DEL PASO MIGRATORIO EN CAMPORROBLES

Vista al suroeste del Cardete

Luis Albero y yo llevamos 5 años de censo del paso migratorio en el cerro Cardete de Camporrobles, con sus 1.128 de altitud lo elegimos porque era uno de los lugares con mayor visibilidad para poder contar las aves que migran desde finales del verano y durante el otoño, desde su cumbre, mirando al norte se divisa toda la cuerda de la sierra de Javalambre (Teruel) con 2.018 msnm. El pico Pelado con 1.424 msnm, Sierra de Mira y el pico Ranera con 1.424 msnm., en la provincia de Cuenca. Al sur vemos Albacete, primero los llanos cerealistas de Casas Ibáñez y detrás la vista alcanza hasta la sierra de la Caballa y la del Boquerón. Ya en València, al sur se ven tras el humo de las torres de refrigeración de la Central de Cofrentes todas las sierras del valle Ayora y el Cinto de la Cabra. Al este la sierra de Martés con 1.085 metros de altitud, la sierra de Cabrillas 965 m, la del Tejo 1.250 m, la sierra de Juan Navarro 1.165 m y la del Negrete 1.307 m, el pico del Remedio de Calles con 1.053 m, en Titaguas el Momperet con 1.149 m y el Honatanar 1.272 m. Un vasto territorio que abarca 4 provincias, una amplia zona que nos permite cuantificar el paso migratorio postnupcial de las aves en el este peninsular.

Buitre leonado (Gyps fulvus)


Durante las 5 jornadas de censo que llevamos este año el Buitre leonado (Gyps fulvus) ha sido con diferencia la especie más frecuente con máximos de 50 ejemplares, todos los días se observan aves prospectando cualquier rincón, empujados por vientos y corrientes térmicas, casi sin mover las alas.

Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus)


Tras los buitres la especie más habitual es la Aguililla calzada (Hieraaetus pennatus) ya que desde nuestra atalaya observamos 5 parejas; la de la sierra de la Bicuerca donde vemos los dos adultos y dos pollos volanderos de fase oscura, la pareja del Pico Ranera, la de la sierra del Negrete, la del Alto de la Cabezuela-Cerro Carpio en Sinarcas y la del Molón esta especie retrasará varios días su migración, de momento solo hemos observado 3 ejemplares en paso.

Bando de Abejero europeo (Pernis apivorus) acompañados por Milano negro (Milvus migrans).


El Abejero europeo (Pernis apivorus) es sin duda la especie más espectacular y representativa del paso migratorio ya que concentran su paso en pocos días y suelen ir agrupados en bandos numerosos. Este año hemos visto un total de 495 ejemplares, 41 el 24/08 y 454 el 2/9, ese mismo día en sus bandos observamos 8 Milano negro (Milvus migrans).

Otra especie en paso es el Abejaruco europeo (Merpos apiaster)


También las aves pequeñas realizan un paso migratorio que es más difícil de observar ya que generalmente viajan de noche pero por las mañanas las aves están muy activas para reponer fuerzas y esto nos permite observarlos, un ejemplo fue detectar un Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) el día 10/9. Otros migradores observados han sido el vencejo común (Apus apus) 33 y 8 vencejo real (Apus melba)

Milano negro (Milvus migrans)

El Águila real (Aquila chrysaetos) es un ave sedentaria, este año solo hemos visto adultos en vuelo de caza sobre la Bicuerca. Otro residente es el Azor común (Accipiter gentilis) y la pareja de la Bicuerca nos deleitó con una pelea territorial ya que se enzarzó con una pareja vecina de Aguililla calzada, ambas especies son muy territoriales y no toleran la cercanía de competidores. De la Culebrera europea (Circaetus gallicus) hemos observado 11 aves, 9 ejemplares en paso y la pareja que se reproduce en la Bicuerca, también observamos 2 machos de Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus) el 7/09.

Alimoche (Neophron percnopterus)


De Gavilán común (Accipiter nisus) solo hemos observado 5 ejemplares y de Busardo ratonero (Buteo buteo) 1 único ejemplar, de Chova piquirroja (Pyrrhocorax graculus) vimos un bando de 30 ejemplares el 24/08.

Alimoche (Neophron percnopterus)


Las notas destacadas fueron el observar el día 10/9 un juvenil de Alimoche (Neophron percnopterus) que seguía a un grupo de buitres a buen seguro con la esperanza de encontrar algo de alimento y ver 3 Cigüeña negra (Ciconia nigra) el 2/09. 


Aguilucho lagunero (Circus aeruginosus)


 Texto y fotos de Rafa Muñoz 2017