ESCOCIA, LAS TIERRAS ALTAS


3 de mayo de 2012.

 Escocia, localidades visitadas.


Llegamos al aeropuerto de Prestwick, cerca de Glasgow, recogimos el coche y fuimos directos a las Highlands, las tierras altas de Escocia. Era un día extrañamente soleado y estable para lo habitual de estas tierras donde en un mismo día tienes sol, lluvia y nieve. Durante el viaje, desde la carretera, mucha grajilla (Corvus monedula), faisán (Phasianus colchicus), busardo ratonero (Buteo buteo), gaviota cana (Larus canus), paloma torcaz (Columba palumbus), cisne vulgar (Cygnus olor) y ostrero (Haematopus ostralegus). 





Cairngorm Mountain


Tras unas horas estábamos en pleno corazón del parque natural de Cairngorm Mountain, en la estación de esquí. Desde el parking cogimos un sendero que conducía al valle paralelo, hacía el Lairig Ghru Braeriach. Estas montañas, las más altas de toda Gran Bretaña, tienen vegetación ártica son unos páramos de semitundra donde dominan los brezales rastreros. Aquí residen varias especies que pretendíamos observar; la perdiz nival (Lagopus muta), el lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica) y el chorlito carambolo (Charadrius morinellus).

 Lagópodo alpino (Lagopus muta) macho nupcial


Ganamos bastante altura siguiendo la senda antes de poder disfrutar de una pareja de perdices nivales (Lagopus muta), reseñar el espectacular el plumaje nupcial del macho.



                                Lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica) macho nupcial


Un poco más arriba, de bastante cerca pudimos observar a placer varios lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica). En el límite donde empezaba a dominar la nieve pudimos levantamos 3 liebres variables (Lepus timidus), la única especie que faltó a la cita fue el chorlito carambolo que se reproduce aquí con sus vistosas libreas nupciales pero sospechamos que todavía no habían llegado de su viaje migratorio.

Lavandera blanca (Motacilla alba yarrellii)


De regreso a la estación de esquí todavía tuvimos tiempo para fotografiar una preciosa lavandera blanca (Motacilla alba yarrellii) y un rebaño de renos, especie reintroducida que no han tardado en aclimatarse y prosperar.

Reno (Rangifer tarandus)


Después del largo día de viaje Valencia-Alicante (Altet)-Prestwick-Cairngorm Mountain nos dirigimos a la principal localidad de esta zona llamada Aviemore que es un pueblecito de 2400 habitantes donde dormímos en un albergue. Otras especies del día fueron lúgano (Carduelis spinus), bisbita común (Anthus pratensis) y alpino (Anthus spinoletta)



4 de mayo de 2012.



Vista desde el observatorio de la RSPB, Loch Garten




De noche todavía y eso que amanece muy pronto nos dirigimos al observatorio de la RSPB en el Loch Garten, tras pagar las libras pertinentes puedes acceder. Después de un breve paseo se llega a una enorme casa de madera llena de troneras y de gente, a pesar de que era un día laborable. La masificación provocaba que nuestra primera misión fuera abrirnos un hueco entre trípodes y codos para acercarnos a una tronera e intentar ver un urogallo o el águila pescadora (Pandion haliaetus) que ocupa un nido artificial muy lejano. Para compensar y como la tarea es harto difícil hay pantallas repartidas en distintas paredes donde gracias a cámaras con control remoto se ver al águila incubando o con suerte a un urogallo (Tetrao urogallus). Efectivamente había en una tele un macho tumbado en un claro. Otra cosa es ver uno, si además logras enfocar un urogallo en tu catalejo, aunque sea un mínimo punto entre la vegetación, llamas a uno de los responsables del observatorio y si te confirma que, efectivamente, ese punto es un gallo tumbado, te expropian el catalejo, se ponen cerca de 50 personas en cola y van pasando por el ocular para ver el punto negro que, efectivamente ¡¡es un gallo en reposo inmóvil!! Es cierto que en ocasiones el gallo se pasea a escasos metros de las troneras lo que debe provocar algún infarto en una mayoría de ornitólog@s bien entrados en años.




Instalaciones de la RSPB, el Loch Garten


Cuando me cansé de pelear por un hueco en las troneras y dejarme las pestañas repasando cada milímetro del amplio terreno divisable, alguien cometió el error de preguntar si lo que tenía en el ocular era un gallo. Se montó la cola y cuando me tocó el turno pude de "ver" mi primer urogallo (un mojón negro entre la hojarasca en el centro de un ocular). Después fue cuando empecé a divertirme observando ardillas (Scirus vulgaris), pinzón vulgar (Fringilla coelebs), pico picapinos (Dendrocopos major), verderón (Carduelis chloris), carbonero garrapinos (Periparus ater), mito (Aegithalos caudatus) y trepador azul (Sitta europaea) que se alimentaban de los múltiples comederos artificiales.


Ardilla (Scirus vulgaris)


Después nos acercamos a un observatorio sobre un leck de gallo lira (Tetrao tetrix) pero no tuvimos suerte, además seguía lloviendo y caía aguanieve a ratos. En un lago cercano levanté una pareja de porrón osculado (Bucephala clangula) y se quedaron tranquilo dos ansar común (Anser anser). De regreso al Loch (lago) Garten pudimos observar silbón (Anas penelope), ánade azulón (Anas platyrhynchos), avefría (Vanellus vanellus), porrón moñudo (Aythya fuligula), petirrojo (Erithacus rubecula), mosquitero común (Phylloscopus collybita) y collalba gris (Oenanthe oenanthe).



                                                         Pinzón vulgar (Fringilla coelebs)


Después guiados por Kenny encontramos el Loch Vaa donde se reproduce uno de los pocos zampullín cuellirrojo (Podiceps auritus) que quedan en esta zona, es un bicho con plumaje nupcial espectacular que resaltaba a pesar de la luz plomiza de un día que continúaba lluvioso y frío. De nuevo al coche a esquivar faisanes (Phasianus colchicus) y corzos (Capreolus capreolus) a pesar de las estrechas carreteras tiene vallas para evitar atropellos y lo peor los británicos conduciendo por el centro de las estrechas carreteras y sin apartarse.

Corzo (Capreolus capreolus)

Kenny no nos dejó descansar, de nuevo al coche hacía el Loch Insh, allí hay otro nido de águila pescadora (Pandion haliaetus) pero antes disfrutamos con una parada nupcial de porrón osculado (Bucephala clangula) y peleas entre machos muy celosos de sus hembras, todo con la pescadora incubando y una escandalosa colonia de cría de graja (Corvus frugilegus).

                                              Águila pescadora (Pandion haliaetus)


Otra vez al coche y esta vez omitiré detalle del lugar por seguridad de una especie muy escasa, el urogallo  (Tetrao urogallus). Seguía la lluvia y el cansancio empezaba a hacerse patente, Kenny dijo que cogiéramos las cámaras pero solo yo le hice caso. Era una ladera con un espeso pinar y nos avisó que estaba totalmente prohibido salirse de la pista que ganaba altura serpenteando. Kenny caminaba rápido como dirigiéndose a un lugar concreto, nosotros le seguíamos mirando todos los rincones del bosque donde no se veía nada animado. Nos avisó que a esas horas los gallos debían estar posado en los árboles que no perdiéramos el tiempo con el ralo sotobosque. Un par de kilómetros, tras cruzarnos con más ornitólogos de regreso que no habían visto nada, en un lugar que Kenny parecía reconocer, paró brevemente y nos señaló en la copa de pino junto al camino. ¡Allí estaba un enorme macho de urogallo! El corazón nos dejó de palpitar pensando que serían solo unos segundos de observación, pero nos equivocamos. El bicho bajó al suelo, junto a la pista y marcó un límite muy claro en el que no permitiría pasar a nadie. Que decir que su valentía permitió que le pudiésemos hacer fotos a placer aunque para ello Marcos, Juan y Gabi tuvieran que regresar al coche a la carrera, coger las cámaras y subir casi sin resuello, ¡lleva siempre la cámara encima me recomienda mi terapeuta!. Pero el gallo, Kenny y yo seguíamos allí esperándolos y convirtió aquella media hora de cercana observación que me regaló en una de las experiencias más intensas de mi vida.




Urogallo (Tetrao urogallus)

Nos despedimos de Kenny prometiendo perpetuo agradecimiento pero el día todavía no había acabado, nos esperaba el hyde de Speyside Wildlife, en el Loch Eilein otro rincón de cuento de hadas con las ruinas de un castillo en una diminuta isla central.


Loch Eilein.

Antes de entrar al hyde, tuvimos tiempo de observar acentor común (Prunella modularis), un fugaz mirlo acuático (Cinclus cinclus) y zorzal charlo (Turdus viscivorus).

Hyde de Speyside Wildlife

En este hyde de pago te garantizan la observación a placer de tejón (Meles meles) y marta (Martes martes) pero hay más, ciervos (Cervus elaphus) y ratón de campo se acercan a comer los cacahuetes dejados caer delante de enormes cristaleras, dentro calentito puedes fotografiar a placer con las limitaciones de no usar flash, en el exterior unos focos permiten ver a unos animales acostumbrados a comida a cambio de dejarse ver bajo la luz de los focos.

Tejón (Meles meles)

5 tejones nos deleitaron con sus diferencias físicas mientras barrían el suelo sin dejar ni un cacahuete, empujándose con el culo para ganarse la mayor cantidad posible. Solo un atrevido macho de ciervo se alejaba de un enorme grupo de hembras y jóvenes que pastaban a unos 50 metros para acercase a comer los cacaos. De entre las piedras un diminuto ratón de campo salía un segundo cogía un cacao y se volvía a la seguridad de las grietas entre las piedras.

Marta (Martes martes)


La estrella del espectáculo se hizo de rogar, cerca de las 12 de la noche una rauda marta (Martes martes) llegó, dio una vuelta al observatorio, se subió a una plataforma donde se le ofrecía un poco de carne y un huevo, cogió el huevo y se largó tan rápido como llegó.

5 de mayo de 2012.

Pocas horas dormimos pero habíamos quedado con Kenny muy temprano y no queríamos que nos tachara de impuntuales. Nuestro objetivo era otra rara avis por lo escaso, una pareja de colimbo ártico (Gavia arctica) en el Lochindorb. Pero antes de llegar paramos para observar un búho campestre (Asio flammeus) muy claro que levantaba en el páramo algún zarapito real (Numenius arquata) y avefrías (Vanellus vanellus), los ánsares solo se preocupaban del frío que cubría todo el páramo con una fina capa de hielo. 


Zarapito real (Numenius arquata)

Una cuenca endorreica encerraba al  Lochindorb, otro lago con castillo en el centro de una isla. Pero antes de llegar a las orillas, por la estrecha carretera se observaban a placer machos y hembras de lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica). 


Lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica) hembra


En el lago un precioso macho nupcial de colimbo ártico (Gavia arctica) compensaba el frío gélido acentuado por un viento muy fuerte que no impedía a unos niños de muy pocos años montarse en canoas canadienses acompañados de dos monitores. Alguna avefría (Vanellus vanellus) y una dispersa colonia de cría de gaviota cana (Larus canus) completaron la mañana.

                                                     Agateador norteño (Certhia familiaris)

El resto del día deparó mas observaciones de las especies anteriormente citadas y sólo añadimos a la lista un agateador norteño (Certhia familiaris) que entraba y salía de su nido.

Lochindorb, lago digno de localización de Harry Potter

Localización de los parajes citados en las Highlands



6 de mayo de 2012.



Faisán (Phasianus colchicus)


Por la tarde salía nuestro vuelo y nos faltaba el gallo lira, pero gracias a Kenny teníamos la localización muy clara, salimos de las tierras altas y pasamos a las bajas, las Lowlands, en concreto a Loch Freuchie. Llegamos al amanecer y nos estrenamos con 2 perdices pardillas (Perdix perdix), especie muy críptica y esquiva pero aquí estaban en las puertas de una casa junto a la carretera. Más tarde también observamos perdiz roja (Alectoris rufa). 

Lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica)

Seguimos la estrecha carretera observando en los prados llenos de ovejas; ostrero (Haematopus ostralegus), avefría (Vanellus vanellus), zarapito real (Numenius arquata), ánsar común (Anser anser),  archibebe común (Tringa totanus), collalba gris (Oenanthe oenanthe) y el abundante faisán (Phasianus colchicus).

Archibebe común (Tringa totanus)

En las zonas de páramo heladas encontramos en cantidad al lagópodo escocés (Lagopus lagopus scotica) y 2 búho campestre (Asio flammeus).

Lomas que cierran el valle del Loch Freiche.

En el centro del valle, junto al lago observamos varias parejas de barnacla canadiense (Branta canadensis) algunas con pollos pequeños y porrón moñudo (Aythya fuligula) emparejados. Alguna gaviota reidora (Larus ridibundus) y cana (Larus canus) y somormujo lavanco (Podiceps cristatus) haciendo el espejo.


Barnacla canadiense (Branta canadensis)

Los gallo lira (Tetrao tetrix) brillaban por su ausencia pero en la segunda vuelta tuvimos la suerte de observar un leck con 3 machos exibiéndose con sus espectaculares colas extendidas. 



Gallo lira (Tetrao tetrix)

Mas tarde volvimos a observar otro leck con 8 machos. Poco más deparó el viaje pero una hamburguesa y dos pintas en el aeropuerto pusieron la guinda a un viaje muy redondo e inolvidable.

Juan, Gabi, Marcos, compañeros gracias por compartir las Highlands.

Kenny: thank you very much, yours is the merit.
 
© Rafa Muñoz 2012

1 comentario:

JOSE LUIS dijo...

Por si fuera interesante o útil para ti o para los lectores de tu página web, tengo publicado el siguiente blog:
http://plantararboles.blogspot.com
Se trata de una guía breve y práctica para que los amantes del campo y la montaña podamos sembrar/plantar árboles, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.

Salud,
José Luis Sáez Sáez