EMBARCADERO, COFRENTES, UN PARAISO MANCILLADO

Embalse de Embarcadero




El día 21 de junio realicé una jornada de observación naturalista por el embalse de Embarcadero en Cofrentes. Es un lugar donde las sensaciones contradictorias embargan al amante de la naturaleza, por un lado tenemos la unión de dos ríos mediterráneos, el Júcar que llena de vida el País Valencià y el río Cabriel, el mejor conservado de toda la vertiente oriental de la Península Ibérica. Ambos confluyen en una llanura fluvial excavada entre imponentes farallones calcáreos donde abunda la vida en todas sus formas. Pero por lado otro tenemos algunas de las peores afecciones que provoca nuestra actividad económica, hay embalses artificiales, una vieja central nuclear llena de achaques y un laberinto de torres de alta y baja tensión eléctricas. Aquí hay una extraña mezcla entre la belleza de la mejor de la naturaleza y la peor afección medioambiental que pueda generar nuestra especie.

Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus)  


En el centro de la llanura domina el agua embalsada, allí crece una buena mancha de carrizos donde abundan las aves. Aquí criaban el hasta hace poco dos parejas de Aguilucho lagunero occidental (Circus aeruginosus) pero al no ver ningún ejemplar sospecho que este año no se han reproducido. Hay una pareja de Garza real (Ardea cinerea), 23 Ánade azulón (Anas platyrhynchos), Martín pescador común (Alcedo atthis), un mínimo de tres parejas de Carricero tordal (Acrocephalus arundinaceus).

Curruca capirotada (Sylvia atricapilla)


En los bosquetes que rodean el embalse se observan con facilidad el Carbonero común (Parus major), Curruca cabecinegra (Sylvia melanocephala), Curruca capirotada (Sylvia atricapilla), Jilguero europeo (Carduelis carduelis), Mirlo común (Turdus merula), Oropéndola europea (Oriolus oriolus), Paloma torcaz (Columba palumbus), Papamoscas gris (Muscicapa striata striata), Pico picapinos (Dendrocopos major), Pinzón vulgar (Fringilla coelebs), Serín verdecillo (Serinus serinus), Urraca común (Pica pica) y el Zarcero políglota (Hippolais polyglotta).

Culebrera europea (Circaetus gallicus)


Revoloteando entre campos y bosquetes de las laderas pedregosas donde todavía hay cultivados algunos olivos se puede encontrar al Abejaruco europeo (Merpos apiaster), Cuervo grande (Corvus corax), Culebrera europea (Circaetus gallicus), Golondrina común (Hirundo rustica) y la Golondrina daúrica (Cecropis daurica).

Curruca rabilarga (Sylvia undata)


Si se ganamos altura y nos acercamos al roquedo podremos encontrar el Avión roquero (Ptyonoprogne rupestris), Curruca rabilarga (Sylvia undata), Roquero solitario (Monticola solitarius) y el Vencejo real (Tachymarptis melba).

Niña celeste (Lysandra bellargus)


Un naturalista en sus paseos intenta localizar cualquier especie y con atención se puede localizar alguna Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythurus) que intenta desaparecer de nuestra vista a toda velocidad y alguna mariposa como la Niña celeste (Lysandra bellargus) o la Qüerquera (Satyrium esculi).  

Qüerquera (Satyrium esculi)


Otra de las graves afecciones con las que mancillamos este espacio natural es la proliferación de especies invasoras que hemos extendido por buena parte del planeta. Aquí son muy abundantes esas pequeñas tortuguitas acuáticas que regalábamos a nuestros hijos y que cuando crecían y se convertían en unos pequeños monstruitos liberábamos en la naturaleza, son las conocidas popularmente como tortuguitas de Florida. En nuestros ríos encuentran aguas cálidas gracias a la nuclear y gran cantidad de alimento. Crecen se hacen enormes y comen patitos o las crías de peces y de nuestro galápago leproso, cuando llegan las tortugas exóticas los desplazan y en poco tiempo desaparecen.

Hembra de Tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta) poniendo huevos


En la laguna hay muchos ejemplares enormes de Tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta) y de Tortuga de orejas rojas (Trachemys scripta elegans). Cofrentes es un paraíso para ellas y se reproducen con total tranquilidad, encontré una hembra de Tortuga de orejas amarillas (Trachemys scripta scripta) de 20 cm de longitud haciendo la puesta de sus huevos en el centro de un camino próximo a la orilla.

Es urgente el cierre de la central nuclear de Cofrentes que ya tiene 36 años de vida cuando su vida útil era de solo 20 años, en el momento de su instalación este tipo de reactor BWR-6 ya estaba obsoleto y era rechazado por falta de seguridad por sus constructores estadounidenses. La concesión administrativa caduca el 2021 pero el gobierno para evitar el cierre ha autorizado la construcción de un almacén de residuos nucleares en las instalaciones de la nuclear que durará hasta 2030.

Central Nuclear de Cofrentes


Hemos tenido una bomba durmiendo en la cabecera del río que da vida a las comarcas centrales de València y como la suerte nos ha respetado ahora montaremos un basurero nuclear, todo ello justo al lado del único volcán que tenemos en el País Valenciano y en una zona muy sensible frente a riadas catastróficas. Creo que somos una especie inconsciente que es capaz de contaminar su propia casa a cambio de dinero.

Texto y fotos de Rafa Muñoz.

No hay comentarios: